ANTES DE EMPEZAR …

A diferencia de las excursiones senderistas donde uno se empapa del conjunto, en nuestras salidas vamos a dar cancha a la más auténtica curiosidad naturalista por lo singular y lo concreto. Los niños podrían explicarnos muy bien en qué consiste esa curiosidad genuina. Basta observarlos un rato, totalmente absortos mientras miran un bichillo a sus pies u otro más grande que acaba de surcar los cielos. Todo en la naturaleza es asombroso, y en ese sentido los naturalistas no queremos dejar de ser niños por más años que pasen.

Para acotar un poco ese escenario gigante de lo natural, vamos a dirigir nuestra atención hacia los seres vivos. Te sorprendería saber lo que puedes llegar a aprender con una simple guía de campo acerca de cualquier planta o árbol de los que te cruzas normalmente en el camino. Mediante una observación pausada, la disposición de las hojas en la rama, el patrón de las nervaduras que la recorren, su margen, el tacto, el dibujo del tronco, la estructura de su fruto, el diseño de la flor, la historia y sus propiedades útiles para el hombre,  son en si mismos una fuente inagotable de fascinación y diversidad. Y lo más apasionante de todo es que esos seres vivos tienen un nombre. Un nombre en latín, universal e igual para el mundo entero, de modo que, una vez aprendido, podrías hablar de la planta o animal con un naturalista del otro rincón del planeta y os entenderíais la mar de bien. Por eso conocer el nombre de las especies de los seres vivos no es una inutilidad tediosa y aburrida. Sin los nombres no podríamos aprender de lo concreto y real y sólo alcanzaríamos a hacer generalizaciones difusas. Imagínate lo hermoso que es salir al campo y pensar “este es un Avellano europeo, un Corylus avellana“, y de un solo golpe mental recordar algunas de los cientos de sutilezas que sólo al avellano pertenecen.

Por tanto, el objetivo de nuestras salidas naturalistas esencialmente será aprender. Aprender con pasión lo que amamos, para disfrutar de la riqueza inagotable de lo natural y amarlo más todavía.

 

COMPARTE con tus amigos